Lucca Giordana

El Sábado en el Nuevo Testamento – Día de reposo 1

Tal vez te dijeron que el cambio del sábado al domingo fue realizado por los apóstoles a partir de la Resurrección de Jesús y que en el Nuevo Testamento tenemos evidencia de ese cambio.

Acompáñame en este post donde desentrañaremos esta común creencia y donde te daré información que seguro te sorprenderá.

El cambio del sábado al domingo

No fue cambiado ni por Jesús ni por los apóstoles, sino que dicho cambio fue realizado por la iglesia católica. Esto no lo digo yo, así lo afirma la Iglesia Católica y teólogos de todas las religiones cristianas protestantes.

Por ejemplo, el Catecismo del Concilio de Trento dice: «Agradó a la iglesia de Dios cambiar el culto y celebración del Día del Sábado por el Día del Domingo».

Stephen Keenan, en el Catecismo Doctrinal, dice que la iglesia tiene el poder de instituir festividades, porque si no tuviera tal poder, no podría haber cambiado la observancia del domingo por la observancia del sábado, un cambio para el cual no hay autoridad en la Escritura.

Aquí te dejo otras citas donde autoridades católicas realizan tremendas afirmaciones:

 

Ellos dicen que no hay ningún registro bíblico que autorice el traspaso de la santidad del sábado al domingo, mientras a la vez proclaman orgullosos que dicho cambio lo realizó la misma iglesia católica en virtud de su autoridad.

Es decir, que ellos afirman que tienen la autoridad de modificar o anular una ley escrita por Dios mismo.

Pero tal como te dije anteriormente, no solo la iglesia católica afirma esto.

Edward Hiscox, autor de varios manuales y guías para iglesias bautistas, dijo que el sábado fue transferido al primer día de la semana y que el registro de esa transacción no lo encontramos en el Nuevo Testamento. Dice que no hay ninguna evidencia bíblica del cambio de la institución del sábado al primer día de la semana.

Aquí te dejo la cita completa.

De la misma forma, William Carver, teólogo y educador bautista estadounidense, dijo: «Nunca hubo un cambio formal o autoritativo del séptimo día judío sabático al primer día de observancia cristiano».

La Confesión de Augsburgo es uno de los documentos fundamentales del luteranismo y una de las confesiones de fe más importantes de la Reforma Protestante. En ella se afirma que los católicos transformaron el día del Señor y que el cambio del sábado fue gracias al gran poder de la iglesia.

Aquí te dejo la cita completa.

John Mueller, un destacado teólogo luterano del siglo XX, dijo que yerran enseñando que el domingo ha tomado el lugar del sábado del Antiguo Testamento porque la Escritura de ninguna manera ordenó el primer día de la semana en lugar del sábado.

Y para no aburrirte, aquí te dejo algunas citas de teólogos prominentes de otras iglesias como Anglicanas, Congregacionalistas y Metodistas, a modo de ejemplo, donde todas coinciden en afirmar que no hay ningún indicio en la Biblia que nos indique que el domingo haya reemplazado al sábado.

 

Esto que te acabo de señalar no es un dato más. Te explico.

Aquí te dejo un gráfico donde puedes ver de forma simplificada la evolución de las religiones cristianas a lo largo de la historia en una línea del tiempo.

El punto es que, tal como hemos comentado antes, la iglesia católica, a lo largo de los siglos, ha proclamado orgullosamente que son ellos los que han cambiado la santidad del sábado al domingo, basados pura y exclusivamente en virtud de la autoridad que la Santa Sede proclama tener para modificar la ley que Dios mismo escribió con su propio dedo en tablas de piedra.

 Y además confirma, insisto, que no hay ningún texto en el Nuevo Testamento que autorice o señale dicho cambio.

Esta proclamación ha sido confirmada por teólogos importantes de todas las religiones tal como acabamos de leer.

Tal como puedes ver en el gráfico, a partir de la Reforma Protestante, se fueron creando diferentes ramas que se separaban principalmente por diferencias teológicas, creando de esta forma las religiones cristianas protestantes actuales.

El punto es que cuando las religiones se van separando de la iglesia católica heredan la observancia del domingo. Y es así, que cada religión se ve con la necesidad de justificar teológicamente la observancia del domingo que heredaron.

Es decir, y presta mucha atención a lo que te voy a decir ahora, las explicaciones que las religiones cristianas actuales presentan para justificar la observancia del domingo, bajo ningún aspecto fueron los motivos teológicos que la llevaron a observarlo. Sino que, insisto, fue heredado y luego se vieron obligadas a justificarlo con falsas doctrinas que la Biblia no enseña.

Diferentes argumentos y su respuesta Bíblica

El primer argumento que presentan es la Autoridad Apostólica, ya que, según afirman, los apóstoles empezaron a guardar el domingo después de la resurrección.

Pero verás que fácil es descubrir que esta afirmación es falsa y nada más lejos de la realidad.

A continuación te dejo un listado donde se puede comprobar que en el Nuevo Testamento hay varios registros que nos muestran que en cada ciudad donde iban los discípulos, se congregaban los sábados.

En Antioquía se registraron dos sábados, en Tesalónica 3, en Filipos 1 y en Corinto se reunieron durante un año y medio. Es decir, tenemos constancia de que estuvieron reunidos más de 80 sábados.

Además, Hechos 17:2 dice que Pablo fue a la sinagoga en sábado, «como acostumbraba».

Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres sábados discutió con ellos, Hechos 17:2

Ante semejante evidencia de que los discípulos se seguían reuniendo en sábado, el único argumento que tienen es decir que Pablo así lo hacía porque iba a convencer a los judíos, y era en el sábado en las sinagogas donde Pablo los podía encontrar para predicarles.

Pero este argumento se cae por varios motivos:

En Hechos 13 podemos ver con claridad que se reunieron con casi toda la ciudad, la cual era una gran muchedumbre y, por consiguiente, era imposible que esto aconteciese dentro de una sinagoga.

42 Cuando salieron ellos de la sinagoga de los judíos, los gentiles les rogaron que el siguiente sábado les hablaran de estas cosas. 43 Y despedida la congregación, muchos de los judíos y de los prosélitos piadosos siguieron a Pablo y a Bernabé, quienes hablándoles los persuadían a que perseveraran en la gracia de Dios. 44 El siguiente sábado se juntó casi toda la ciudad para oír la palabra de Dios. 45 Pero viendo los judíos la muchedumbre, se llenaron de celos y rebatían lo que Pablo decía, contradiciendo y blasfemando. Hechos 13:42-45

También dice el texto que eran los gentiles los que les rogaron que el próximo sábado les hablase de estas cosas. Y que Pablo se dirigía a ellos, no a los judíos no conversos, los cuales, dice el texto, se llenaban de celos y rebatían lo que Pablo decía, contradiciendo y blasfemando.

Es decir, que no se estaba reuniendo en sábado para encontrar a los judíos en la sinagoga. Todo lo contrario. Le hubiese venido bien evitarlos. Pero aun así se reunieron en sábado fuera de la sinagoga delante de toda la ciudad, porque era el día que seguían guardando.

En Hechos 16 dice que en Filipos se reunieron el sábado, al aire libre junto al río para adorar, ya que buscaban un lugar de oración. Es decir, no fue en una sinagoga con judíos, y, aun así, eligieron el día de reposo para reunirse.

En Hechos 18 nos dice que Pablo se reunió todos los sábados durante un año y medio, y encima el texto especifica que fue con judíos y griegos.

Si fuera verdad que los discípulos cambiaron el sábado por el domingo, el simple hecho de haber estado predicándoles un año y medio a judíos y griegos, era tiempo de sobra para que cambiasen las reuniones a los domingos. Pero, sin embargo, eso no ocurrió, simplemente porque los discípulos siguieron guardando el sábado.

Por el contrario, estos son los versículos que hacen referencia al primer día de la semana después de la resurrección de Cristo, y que se utilizan para querer demostrar que, a partir de entonces, los discípulos empezaron a congregarse en domingo. Vamos a analizarlos juntos.

 

El primero es Juan 20:19. 

Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, llegó Jesús y, puesto en medio, les dijo: «¡Paz a vosotros!» Juan 20:19

El versículo de Juan 20:19 no se puede tomar en cuenta de ninguna manera como ejemplo de los discípulos reunidos el domingo celebrando la resurrección de Cristo por dos motivos muy obvios:

En primer lugar, aun ninguno de los discípulos creía que Jesús hubiera resucitado. Aquí te dejo los versículos que dan fe de que ellos no creyeron en la resurrección de Cristo hasta que lo vieron.

Y, en segundo lugar, estaban reunidos por miedo a los judíos, tristes y llorando, tal como lo muestra Juan 20:19 y Marcos 16.

Así que esa reunión era todo lo contrario a una reunión celebrando la resurrección de Cristo. ¿No te parece?

Por lo cual, este versículo debe ser descartado como evidencia de que los discípulos se reunían los domingos para adorar, en lugar del sábado.

El segundo versículo que menciona el primer día de la semana es 1 Corintios 16:2, pero este texto no habla de que se reunían habitualmente los domingos y entonces debían aprovechar las reuniones para recoger ofrendas, tal como algunos fuerzan su interpretación.

Cada primer día de la semana, cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. 1 Corintios 16:2

Lo que el versículo dice es todo lo contrario. El versículo dice que el domingo debían «CADA UNO PONER APARTE» el dinero «GUARDÁNDOLO», haciendo clara referencia de apartarlo en sus respectivas casas.

«Poner cada uno aparte y guardarlo» es justo todo lo contrario a poner todos en un mismo alfolí. Así que este texto, lejos de hablar de un día de reunión, está hablando de instrucciones para la recolección de la ofrenda.

Pablo instruye a apartar cada uno en su casa el dinero para Dios y recomienda hacerlo tan pronto empieza la semana para aplicar el principio bíblico de que lo que le entregamos a Dios sean primicias.

Así que realmente solo tenemos dos versículos donde tenemos una reunión en el primer día de la semana:

Uno de ellos es Juan 20:26 donde dice que Jesús se les vuelve a aparecer a los discípulos 8 días después del primer domingo de resurrección, que según el cómputo inclusivo de los judíos, era el siguiente domingo.

Ocho días después estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, se puso en medio y les dijo:  «¡Paz a vosotros!» Juan 20:26

Algunos utilizan este texto para argumentar que a partir de ahí los discípulos se reunieron siempre en domingo. Pero esto es pura especulación, ya que Jesús se presentó frente a los discípulos como mínimo 4 veces más y en ninguna de ellas menciona qué día fue.

Si a partir de ahí el sábado debería ser cambiado por el domingo, como mínimo debería haber mencionado si hubiese sido en ese día, ¿no te parece?

Además, sabemos que la última vez no fue un domingo, sino un jueves, ya que en Hechos 1:3 dice que se les apareció a los discípulos «durante cuarenta días» y 40 días desde la resurrección coincide con un jueves.

A ellos también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios. Hechos 1:3

Y por último tenemos el texto de Hechos 20:7 que también menciona una reunión, la cual se lleva a cabo seguramente el sábado después de la puesta del sol, considerado domingo para ellos, ya que en el versículo 7 dice que Pablo «…alargó el discurso hasta la medianoche.»

El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo que tenía que salir al día siguiente, les enseñaba, y alargó el discurso hasta la medianoche. Hechos 20:7

Muy probablemente era una reunión que se realizaba frecuentemente para despedir el shabat y que Pablo aprovechó hasta la medianoche, ya que tal como dice el versículo 7, Pablo «había de partir al día siguiente…»

Algunos dicen que la frase de ese versículo de «reunidos para partir el pan» es una evidencia de que los discípulos se reunían los domingos para adorar a Dios y realizar la Cena del Señor.

  • En primer lugar, es imposible saber si estaban celebrando la Cena del Señor o si, por el contrario, simplemente estaban comiendo juntos, porque la frase «partir el pan» era una frase común entre los hebreos que siempre significó «compartir los alimentos», tal como lo expresa Hechos 2:46-47 que dice: «Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría…»

46 Perseveraban unánimes cada día en el Templo, y partiendo el pan en las casas comían juntos con alegría y sencillez de corazón, 47 alabando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos. Hechos 2:46-47

O en Isaías 58:7 cuando dice: «¿No es que partas tu pan con el hambriento…?»

¿No es que compartas tu pan con el hambriento, que a los pobres errantes albergues en casa, que cuando veas al desnudo lo cubras y que no te escondas de tu hermano? Isaias 58:7

  • En segundo lugar, en el caso de que efectivamente estuvieran realizando la Cena del Señor, no se puede concluir que así lo realizaban siempre, ya que tenemos registros como por ejemplo en Hechos 2 y Hechos 5, donde el texto dice explícitamente que los discípulos de Cristo se reunían A DIARIO, en el TEMPLO Y EN LAS CASAS.

Con lo cual, si se reunían diariamente, no es raro que estuvieran reunidos un domingo despidiendo a Pablo justo el día anterior a emprender su viaje.

Así que, tomando en cuenta:

  1. Que hay registros bíblicos de reuniones de los discípulos durante más de 80 sábados en varias ciudades diferentes.
  2. Además, de decir que Pablo fue a la sinagoga en sábado como «acostumbraba».
  3. Que no solo se reunían con judíos sino también con griegos.
  4. Que no solo se reunían en sinagogas, sino también fuera de ellas.
  5. Y que solo encontramos dos reuniones en domingo, y una de esas dos era un sábado por la noche.

Podemos decir que es totalmente falso que los discípulos dejaron de guardar el sábado y lo cambiaron por el domingo. ¿No te parece?

Por el contrario, de lo que sí tenemos una gran evidencia en el Nuevo Testamento es que los apóstoles siguieron guardando y adorando en sábado tal como lo hacía Jesús.

Y entonces, ¿por qué se enseña lo contrario ante tanta evidencia?

Bueno, por lo que te dije antes. Los que realizaron el cambio del sábado al domingo fue la iglesia católica tal como ella afirma. Ellos, sabiendo lo que acabamos de explicar, afirman que no hay ni un solo versículo en el Nuevo Testamento que autorice dicho cambio, sino que lo hicieron por la autoridad que ellos proclaman tener.

Pero como las religiones protestantes actuales no reconocen esa autoridad, entonces necesitan encontrar bases teológicas para la derogación del cuarto mandamiento allí donde no existen.

Estos son los motivos por los cuales tantos teólogos de renombre de todas las religiones afirman que no hay evidencias en el Nuevo Testamento de un cambio del sábado por el domingo, sino más bien todo lo contrario.

Mira, haz la prueba y compruébalo tú mismo. Escucha a cualquier predicador que enseña que los discípulos guardaban el domingo, y ahora que ya conoces esta información, te darás cuenta qué manipulada, forzada y tendenciosa es la argumentación que te presenta, y por ende, errónea sus conclusiones.

Tan pronto como Cristo murió, los discípulos NO se convirtieron automáticamente en «cristianos» en el sentido que entendemos hoy. Ellos se seguían considerando judíos, pero judíos que habían reconocido a Jesús como el Mesías prometido. Continuaron guardando el sábado y asistiendo a las sinagogas, integrando su fe en Cristo dentro del marco del judaísmo.

Su nueva fe en Jesús como el Mesías no los apartó de su identidad judía; más bien, la completó según su comprensión de las Escrituras y las promesas mesiánicas del Antiguo Testamento. Fue solo con el tiempo, y a medida que el evangelio se extendía a los gentiles, que la distinción entre judíos y cristianos se hizo más marcada.

Pero ahora, analicemos el argumento desde el punto de vista del motivo: que el sábado cambió al domingo porque Jesús resucitó el primer día de la semana. Y verás cómo tampoco hace ninguna lógica.

Nadie niega que la resurrección no sea importante. Pero de ahí a afirmar que el sábado fue cambiado por el domingo porque Cristo resucitó ese día, no tiene ningún sentido.

Jesús ya había dejado un recordatorio de su muerte y un recordatorio de su resurrección. Él indicó claramente que la Cena del Señor iba a ser un recordatorio de su muerte. En 1 Corintios 11:26 dice que todas las veces que comiereis este pan y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

Así pues, todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.  1 Corintios 11:26

Y de la misma forma, él dejó en el bautismo un recordatorio de su resurrección. En Romanos 6:3-4 dice que hemos sido bautizados en Cristo Jesús…, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos… así también nosotros andemos en vida nueva.

¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?, porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Romanos 6:3-4

Otro dato importante es mencionar que era costumbre llamar a los días de acuerdo con su función litúrgica. De esta forma, al sábado se lo llamaba «día de reposo» y al viernes «día de preparación».

Sin embargo, a pesar de que el Nuevo Testamento fue escrito más de 20 años después de la muerte de Cristo, en ningún lugar se menciona al primer día de la semana como el «día de la resurrección». Si el domingo hubiese sido el nuevo día de adoración por los apóstoles debido a la resurrección de Cristo, lo más lógico sería que más de 20 años después de la resurrección, el primer día de la semana fuese llamado «día de la resurrección», pero en ningún lado es llamado de esa manera.

¿Te acuerdas de la historia de la conquista de Jericó? En esa historia, Dios le dice al pueblo de Israel cómo tenían que conquistar Jericó. Tenían que dar una vuelta a la ciudad por día durante seis días, y el séptimo día, debían dar siete vueltas. Y una vez realizado ese acto de fe, Dios destruiría las murallas y les entregaría la ciudad.

Argumentar que ahora guardamos el sábado por el domingo porque Cristo resucitó ese día, cuando la Biblia en ningún momento autoriza a realizar dicho cambio, es tan descabellado como que el pueblo de Israel le diga a Dios: «Está bien. Vamos a hacer lo que tú dices, pero en vez de dar siete vueltas alrededor de la ciudad el séptimo día, daremos siete vueltas el primer día, porque tú nos sacaste de Egipto un domingo.»

¿Por qué Jesús resucitó un domingo?

Déjame que te explique por qué Jesús resucitó un domingo. Hay un paralelismo evidente entre la creación y la redención. Primero fuimos creados por Dios, y luego fuimos comprados por la sangre de Jesucristo. Dios nos creó en la semana de la creación, Jesús nos redimió en la semana de la Pasión.

En la creación, Dios habló siete veces, en siete días. En la redención, Cristo pronunció siete frases en la cruz. En la creación, Dios reposa en el séptimo día de la creación. Y en la redención, Jesús reposa en el séptimo día.

En definitiva, lo importante no era que Jesús resucitara un domingo y por eso descansó en la tumba un sábado. Lo importante era que Jesús reposara en la tumba un sábado, y por eso resucitó un domingo.

Algunos predicadores, al reconocer que no tienen un motivo suficiente para defender el cambio del sábado al domingo argumentando que Cristo resucitó ese día, dicen que ellos no defienden el domingo, y que ahora los cristianos pueden guardar cualquier día.

Pero el punto no es ese, el punto es ¿con qué autoridad se anula el mandato de reposar el séptimo día que Dios escribió con su propio dedo en tablas de piedra? En todos los reinos y naciones, una ley está vigente hasta que alguien con el mismo poder o superior dicte otra ley que la anule. Y esto no ha ocurrido.

Recapitulando en este post hemos visto:

  • Primero, que el sábado fue cambiado por la iglesia católica. Así lo afirman ellos y así lo confirmaron muchos líderes de todas las religiones cristianas.
  • Segundo, que el sábado no fue cambiado ni por Jesús ni por los discípulos. Al contrario, ellos lo siguieron guardando.
  • Y tercero, que el simple hecho de que Jesús resucite un domingo no tiene absolutamente nada que ver con la anulación de una ley.

Pero existen innumerables cantidades de otros argumentos que iremos compartiendo en esta serie de posts.

De momento, la próxima pregunta que nos hacemos es: Si Jesús guardó el sábado y los discípulos también, ¿Cómo y en qué momento de la historia se transfirió el sábado al domingo?

Bueno, eso te lo explico en un próximo post. No te lo pierdas.

Por CHRISTIAN JABLOÑSKI

Puedes obtener las Diapositivas para realizar una presentacion de calidad sobre este tema.

Diapositivas

¡Tu donación lo hace posible!

Con tu ayuda proclamamos esperanza a todo el mundo. Tu apoyo es indispensable para que podamos seguir compartiendo el mensaje de Jesús que cambia vidas para salvación.

¿Quién es el Espíritu Santo según la Biblia?

En este post vamos a explorar en profundidad las enseñanzas bíblicas del Espíritu Santo, cuya influencia es profunda y transformadora.

¿Quién es este ser divino? ¿Qué papel desempeña en nuestras vidas y cómo su presencia nos guía y fortalece?

Las tres creencias principales acerca del Espíritu Santo

Vamos a repasar de forma breve, a través de un gráfico, las tres creencias principales que existen actualmente sobre el Espíritu Santo en el mundo cristiano, así podemos analizar cada una de ellas.

En primer lugar, tenemos la creencia más difundida y aceptada de la trinidad, donde el Espíritu Santo, al igual que Dios Padre y Dios Hijo (Jesucristo), son tres personas diferentes que conforman un Dios trino.

En el video donde hablo de la trinidad y de la divinidad de Cristo, explico que Dios es uno en cierto sentido y a la vez son tres en otro sentido. Son uno en voluntad, propósito, carácter, esencia y sustancia. Y son tres en personas y funciones.

Por otro lado, están aquellos que niegan la trinidad y perciben al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo de una forma totalmente diferente. Se dividen en dos grandes grupos.

Por un lado, está la creencia llamada «unitarismo» donde sólo el Padre es el único Dios, y el Hijo (Jesucristo) es la primera y más importante creación de Dios, pero no es Dios en el mismo sentido que el Padre, ni coeterno a Él. Y el Espíritu Santo es una fuerza o poder que emana de Dios, pero no es una persona.

Y el otro grupo es la doctrina de la «unicidad», también llamada «modalismo».

Consiste en la creencia de que, en realidad, no son tres, sino que es la misma persona manifestada en tres «modos» diferentes, pero no son tres personas.

Empecemos primero explicando la unicidad o modalismo.

Unicidad o Modalismo

Se le llama modalismo porque es una doctrina que sostiene que Dios se manifiesta en tres «modos» diferentes: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Es decir, es un solo ser divino que se manifestó en el Antiguo Testamento como Padre, durante la vida de Jesús se manifestó como Hijo, y a partir del Pentecostés se manifestó como el Espíritu Santo, siendo la misma persona.

Por consiguiente, el modalismo no se centra tanto en demostrar que es un poder o que no es una persona, sino que se concentra en demostrar que es el mismo Dios Padre manifestado de un «modo» diferente, negando la existencia de tres personas.

El principal argumento es, por supuesto, mostrar aquellos versículos que dicen que Dios es uno. Con respecto a este punto, lo explico detalladamente en el video de la trinidad que mencioné anteriormente, pero déjame que te lo resuma en un minuto.

Decir que Jehová son tres personas no contradice en absoluto los textos que dicen que son uno, ya que son uno en un sentido, pero son tres en otro.

Es tan sencillo como que me oigas decir que todos los seres humanos son iguales, y luego me acuses de contradecirme porque luego me oíste decir que todos los seres humanos son diferentes.

No hay contradicción ninguna. Ambas afirmaciones son correctas. Son iguales en algunos sentidos, como que todos respiramos aire, tenemos un corazón y necesitamos amor, etc.

Pero somos diferentes en otros sentidos, con un único ADN, huellas digitales e iris. Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles.

De la misma forma, Dios es uno en cierto sentido y son tres en otros sentidos. Dios es uno en voluntad, propósito, carácter, esencia y sustancia, pero son tres en personas y funciones.

Hay dos palabras hebreas que se traducen como «uno» en español, y cada una de ellas tiene matices diferentes:

  • (ejjaad): significa uno enfatizando una unidad compuesta de partes (una unidad entre varios),
  • (iajjid): se usa en contextos que enfatizan una unidad singular de algo (es decir, no compuesta) en el sentido de «único».

Siempre que la palabra «uno» se refiere a la deidad, es decir, califica a Dios, se utiliza la palabra ejjaad.

Como por ejemplo, en el caso de la Shemá, una de las principales plegarias del judaísmo que se encuentra en Deuteronomio 6, versículo 4, y dice:

«Shemá Israel, Adonái Elohénu, Adonái Ejjaad».

«Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es».

Es la plegaria más sagrada del judaísmo y base de la afirmación de su fe monoteísta. Como podemos ver, utiliza la palabra ejjaad que enfatiza la unidad compuesta de partes, al igual que el resto de los versículos que te dejo aquí a modo de ejemplo.

Por otro lado, la palabra (iajjid) nunca fue utilizada como adjetivo de la deidad. Pregunto, ¿si Dios hubiese querido aclarar que Él no es una trinidad, no hubiese sido más lógico que en los textos donde Él dice que es uno, usar la palabra (iajjid), que tiene un sentido de unicidad y de único, en vez de utilizar la palabra ejjaad que tiene un sentido de unidad entre varios?

Por supuesto que esto no es una conclusión filosófica o caprichosa, sino que está basado en una gran cantidad de argumentos bíblicos y teológicos presentados en el video que hice referencia anteriormente, donde hablo de la trinidad y de la divinidad de Cristo, y en este post donde nos centraremos en la persona del Espíritu Santo.

Lo primero que me gustaría hacer es mostrarte algunos textos utilizados para argumentar a favor del modalismo, interpretando con ellos que no hay tres personas, sino que es una sola manifestada en tres modos diferentes.

Como verás, se basan en algunas frases de la Biblia que, lejos de ser contundentes, son de interpretación ambigua.

Sin embargo, son tantos los versículos que claramente dan a entender que son tres personas diferentes, que es imposible interpretar los versículos anteriores como lo interpretan los modalistas. Vamos a repasarlos y juzga por ti mismo.

Dios envía al Espíritu Santo a través de Jesús. En Juan 14:26 dice: «Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre».

Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho. Juan 14:26

Y en Juan 15:26 expresa la misma idea con otras palabras:

Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí. Juan 15:26

Esto sugiere una interacción entre personas distintas, porque no tendría sentido enviarse uno a sí mismo, y mucho menos cuando aclara que es a través de Jesús.

También encontramos varios versículos donde hablan entre ellos, específicamente Jesús hablándole al Padre. En Juan 11:41.

Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo:
—Padre, gracias te doy por haberme oído. Juan 11:41

La Biblia está llena de versículos de Jesús hablándole al Padre. Aquí te dejo algunos ejemplos:

 

Obviamente, es ridículo pensar que son el mismo si uno le habla al otro, ¿no te parece?

En la Biblia hay tres ocasiones donde Dios habló desde los cielos mientras Jesús estaba en la tierra: en el bautismo de Jesús, en la transfiguración y en el templo poco antes de la pasión. Aquí te dejo los versículos.

 

Al igual que el caso anterior, es imposible que sean el mismo si Jesús está en la tierra y la voz viene del cielo.

También hay versículos donde afirman que se aman el uno al otro, como por ejemplo Juan 14:31 que dice que Jesús ama al Padre.

Pero para que el mundo conozca que amo al Padre, y como el Padre me mandó, así hago. ¡Levantaos, vámonos de aquí! Juan 14:31

O Juan 15:9 donde dice que el Padre ama a Jesús.

Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. Juan 15:9

Y, podríamos seguir mostrando versículos que muestran claramente que son personas diferentes ¡hasta aburrirte! 

¡Son tantas las evidencias! Que cuesta creer que haya tantas personas que sean «modalistas» convencidas de que las tres personas de la deidad sean el mismo, y como consecuencia, que el Espíritu Santo sea el mismo que Dios Padre.

Sin embargo, quiero decirte que yo he escuchado a teólogos, con un alto conocimiento, especialmente judíos mesiánicos, a los cuales respeto mucho, que piensan de esta manera.

La concepción monoteísta profundamente arraigada, inculcada durante toda la vida desde la infancia, muchas veces viene unida a la falsa convicción de que aceptar la Trinidad equivale a la idolatría. Y esta creencia obstaculiza la capacidad de interpretar o comprender los versículos bíblicos que acabamos de leer, por más claros que sean.

Albert Einstein capturó la esencia de esta dificultad al afirmar: «Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio».

Creo realmente que el tema del modalismo no necesita más explicación, así que pasemos al unitarismo.

Unitarismo

Tal como dijimos anteriormente, dentro del unitarismo se concibe al Espíritu Santo como una fuerza o poder que emana de Dios, y por lo tanto, no es una persona. Esta creencia es denominada «dinamismo».

Por eso se llama «dinamismo», porque proviene de la palabra griega «δύναμις» (dynamis), que significa «poder», «fuerza» o «capacidad».

¿Encontramos en la Biblia versículos que indican claramente que el Espíritu Santo es una persona? La respuesta es un rotundo sí.

La Biblia está llena de versículos que expresan que el Espíritu Santo es una persona, otorgándole características que en absoluto coinciden con un poder.

Aquí te muestro varios de ellos:

  • El Espíritu Santo habla.

Ministrando estos al Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo: «Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.» Hechos 13:2

El Espíritu dijo a Felipe: «Acércate y júntate a ese carro.»  Hechos 8:29

  • El Espíritu Santo enseña.

Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho. Juan 14:26

  • El Espíritu Santo escudriña, propio de alguien pensante.

10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios, 11 porque ¿quién de entre los hombres conoce las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Del mismo modo, nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. 1 Corintios 2:10-11

  • El Espíritu Santo puede ser contristado, no tiene lógica que un poder se entristezca.

Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Efesios 4:30

  • Se le puede mentir, esto sólo puede ocurrir si es una persona. Y, dicho sea de paso, esa persona también es Dios, ya que el texto, en el siguiente versículo, termina diciendo “No has mentido a los hombres, sino a Dios.»
Pedro le dijo:
—Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieras al Espíritu Santo y sustrajeras del producto de la venta de la heredad? Hechos 5:3
  • El Espíritu Santo tiene voluntad, la capacidad de distribuir dones como él quiere, prohibir u ordenar según su propia voluntad sugiere una mente pensante y deliberada.

Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.          1 Corintios 12:11

Atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió. Hechos 16:6-7

19 Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: «Tres hombres te buscan. 20 Levántate, pues, desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado». Hechos 10:19-20

  • El Espíritu Santo intercede, interceder significa hablar en favor de alguien. Si el Espíritu habla en favor nuestro a Dios, no puede ser un poder o fuerza. ¿No te parece?

26 De igual manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. 27 Pero el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. Romanos 8:26-27

  • El Espíritu Santo puede ser ultrajado o insultado.

¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisotee al Hijo de Dios, y tenga por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado y ofenda al Espíritu de gracia? Hebreos 10:29

Todos estos versículos, y muchos otros, demuestran de forma clara y contundente que el Espíritu Santo es una persona y no un poder de Dios Padre.

Pero pasemos entonces ahora a analizar los argumentos utilizados por los unitarios para defender el dinamismo.

Lo primero que nos preguntamos es, ¿qué explicación dan aquellos que afirman que el Espíritu Santo es un poder a todos estos versículos que demuestran lo contrario?

Bueno, ellos explican que es una «personificación», como por ejemplo el caso de Lucas 7:35 donde Jesús personifica a la sabiduría adjudicándole hijos.

Pero la sabiduría es justificada por todos sus hijos.           Lucas 7:35

Sin embargo, tú puedes argumentar una personificación cuando hay un caso o dos como mucho, y con una característica específica, ya que es un recurso literario poco frecuente. Pero no puedes hablar de personificación cuando en tantísimos versículos se describe al Espíritu Santo lleno de características propias de una persona.

Veamos otros argumentos utilizados por los unitarios que creen en el dinamismo, con los cuales consiguieron confundir a algunos creyentes.

Algunos versículos dejan claro que es el Padre el que envía al Espíritu Santo, como los que te dejo aquí: 

Entonces aquí surge el argumento que los unitarios utilizan para demostrar que es un poder que emana del Padre y no una persona: ¿Cómo podría Dios enviar a un ser igual a Él?

Bueno, de forma superficial, en principio pareciera ser un buen argumento. Sin embargo, no debemos olvidar que hay también muchos versículos que afirman que es Dios el que envía a Jesús, como los que te muestro a continuación.

Y nadie niega que Jesús sea una persona. Así que, si Dios Padre puede enviar a Dios Hijo, también puede enviar a Dios Espíritu Santo.

Otro argumento que presentan es que una persona no puede ser «derramada» sobre los hijos de Dios, como dice Hechos 2,

»“En los postreros días —dice Dios—,
derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;
vuestros jóvenes verán visiones
y vuestros ancianos soñarán sueños; Hechos 2:17

ni tampoco podría ser «bebida» tal como exclamó Jesús en Juan 7,

37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo:
—Si alguien tiene sed, venga a mí y beba. 38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior brotarán ríos de agua viva.
39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyeran en él, pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.
Juan 7:37-39

o «llenar» a otra persona tal como ocurrió en el Pentecostés o como se explica en Efesios 5.

No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, Efesios 5:18

Y entonces argumentan que sería muy extraño que una persona de la divinidad sea derramada dentro de otra persona, y que estas acciones son más propias de un poder que se otorga que de una persona de la divinidad.

Sin embargo, otra vez, al igual que el caso anterior, Cristo también habla de que debe ser bebido o incluso comido por sus seguidores, y que Él vive en nuestro interior, como muestro en estos versículos.

Es decir, Jesucristo, quien nadie niega que es un persona, es bebido y habita en nosotros al igual que el Espiritu Santo. Así que ninguno de estos argumentos sirve en absoluto para demostrar que el Espíritu Santo no es una persona.

Aunque de alguna manera la pregunta aún permanece: ¿Cómo es esto de que el Espíritu Santo o Cristo puede entrar en nuestro cuerpo y podamos ser llenados de ellos?, la mayoría, ante esta pregunta, dirá “no lo entiendo”.

No te preocupes, yo tampoco lo entiendo del todo. Pretender entender todos los detalles de este proceso es como querer entender todos los detalles de la encarnación de Cristo. Hay cosas que la Biblia no nos revela «cómo» ocurren, simplemente nos dice que ocurren.

Pero quiero decirte que Dios no nos dejó a ciegas con este tema. No existe mejor maestro que Dios, y su didáctica es extraordinaria. Para que nosotros podamos entender este proceso de cómo Cristo y el Espíritu Santo entran en nuestra vida y podemos ser llenados de ellos, Él usó tres simbologías magistrales.

Las cuales explico en uno de mis primeros posts, cuyo link te lo dejo aquí. Pero igual te lo resumo:

Tenemos la simbología de la siembra, donde Jesús es la semilla, el Espíritu Santo es el agua y nosotros la tierra. Si aceptamos a Cristo y al Espíritu Santo, nos convertimos en frutos con semillas.

Esta simbología nos enseña que gracias al crecimiento de la semilla (es decir, Cristo en nosotros) y al riego constante del Espíritu Santo, somos transformados en un árbol que da fruto. De ese fruto saldrán semillas, como Jesús, nuestro ejemplo.

En la simbología del candelabro, Jesús está representado por el fuego del altar del sacrificio, el Espíritu Santo por el aceite del candelabro y nosotros somos los brazos del candelabro. Si aceptamos el fuego y el aceite, nosotros también seremos fuego que alumbra.

Esta simbología nos enseña que gracias al fuego del altar y al aceite del candelabro, nos transformamos en llamas que iluminan y así nos convertimos en la luz del mundo, como lo fue Cristo, nuestro ejemplo.

Y en la simbología del pan y del vino, ocurre lo mismo. El cuerpo de Cristo, su carne y su sangre, son representados por el pan y el vino. El aliento de vida, el ruaj, es el Espíritu Santo, y nosotros, como cuerpo de Cristo, nos convertimos en una parte importante y funcional de su cuerpo.

Esta simbología también nos enseña que gracias a que comemos y bebemos el cuerpo de Cristo, recibimos el aliento de vida del Espíritu Santo y entonces participamos del cuerpo de Cristo, y cada uno forma una parte del cuerpo que luego ayudará a compartir el pan de vida con otros, como hizo Cristo.

Estas simbologías te van a ayudar muchísimo a entender la obra de Jesús y del Espíritu Santo en nuestras vidas. Con estas ilustraciones podemos sacar muchísimas conclusiones. Te dejo para que tú mismo las encuentres.

Pero déjame solamente resaltar que los versículos que hablan de que el Espíritu Santo «es derramado» en nuestro interior, y «podemos ser llenos» de él como quien es lleno de agua, aceite o del aliento de vida, sin ninguna duda, encajan a la perfección con la simbología que Dios nos da en la Biblia.

Y obviamente son éstas las frases simbólicas, y no las frases que le otorgan al Espíritu Santo la característica de persona, y que los unitarios dicen que son «personificaciones».

Dicho sea de paso, esta simbología también explica por qué Jesús y el Espíritu Santo son enviados por el Padre. Porque de esta forma nos enseña que es la Trinidad completa la que trabaja toda en nuestra transformación y salvación.

Espero que este post te ayude a desenmascarar los falsos argumentos utilizados para negar las tres personas de la deidad, y que finalmente puedas reconocer que el Espíritu Santo es Dios en nosotros.

Nos vemos en el próximo post.

Por CHRISTIAN JABLOÑSKI

Puedes obtener las Diapositivas para realizar una presentacion de calidad sobre este tema.

Diapositivas

¡Tu donación lo hace posible!

Con tu ayuda proclamamos esperanza a todo el mundo. Tu apoyo es indispensable para que podamos seguir compartiendo el mensaje de Jesús que cambia vidas para salvación.

La estatua de Nabucodonosor #2 – Los sueños de Daniel

En el post anterior, dimos el primer paso para resolver el enigma. El texto bíblico nos llevó al Libro de Daniel. Mientras avanzamos, podrás comprobar la precisión de los detalles de la simbología profética, y a medida que vayas descubriendo la exactitud con la que se predicen los acontecimientos históricos, irás aumentando tu confianza en la profecía bíblica.

En este post, vamos a empezar a identificar los reinos que las cuatro bestias de Daniel 7 representan. 

Identificación de las cuatro bestias

El paso 1 fue un gran avance para descifrar el enigma. Porque ahora sabemos que las 4 bestias salvajes de Daniel 7 son 4 reinos o reyes que forman parte de los 7 reinos o reyes representados por las 7 cabezas de la bestia de Apocalipsis.

Pero aún no tenemos identificados cuáles son esos 4 reinos. Para eso, vamos a realizar un segundo paso. Un paralelismo muy sencillo entre la visión de Daniel 7 y Daniel 2 que demuestra de forma muy evidente que están hablando de los mismos reinos, porque en Daniel capítulo 2, los reinos sí están identificados.

En Daniel 2, Nabucodonosor tiene un sueño de una gran estatua con diferentes metales, y Dios le da a Daniel una visión donde le revela el sueño y su significado.

En el versículo 32 y 33, describe la estatua:

32 La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; 33 sus piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido. Daniel 2:32-33

En este post, nos vamos a concentrar en los 4 primeros metales o reinos. Los pies corresponden al cuerno pequeño que sale de la cuarta bestia de Daniel 7, y tal como mencioné anteriormente, este es un tema extenso que vamos a tratar más adelante.

Luego, en los versículos 38 al 40, está la explicación de la visión:

38 Dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tus manos, y te ha dado el dominio sobre todo. Tú eres aquella cabeza de oro. 39 Después de ti se levantará otro reino, inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. 40 Y el cuarto reino será fuerte como el hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, así él lo desmenuzará y lo quebrantará todo. Daniel 2:38-40

Es realmente asombroso cómo los detalles que brindan los versículos que vamos a analizar coinciden perfectamente con los sucesos históricos y características que identifican a estos reinos.

Si bien vamos a realizar el paralelismo principalmente entre Daniel 7 y Daniel 2, también vamos a considerar la visión de Daniel 8, aunque el tema principal de este capítulo no sea la continuidad de los reinos, sino el santuario.

Si no estás familiarizado con estos dos capítulos, te recomiendo que los leas para entender lo que estamos hablando.

Algunos versículos de Daniel 11 también arrojan mucha luz sobre esta secuencia de reinos.

Babilonia

En Daniel 2, versículo 32, Daniel le describe a Nabucodonosor, Rey de Babilonia, la visión y le dice que: «La cabeza de esta imagen era de oro fino;»

La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; Daniel 2:32

y en el versículo 38, cuando le da la explicación del sueño, le revela: «Tú, oh rey, eres aquella cabeza de oro.»

Dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tus manos, y te ha dado el dominio sobre todo. Tú eres aquella cabeza de oro. Daniel 2:38

En la visión de Daniel 7, en el versículo 4, dice que la primera bestia «era como león, y tenía alas de águila».

La primera era como un león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas le fueron arrancadas; fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies, a manera de hombre, y se le dio corazón de hombre. Daniel 7:4

Ambos animales fueron usados por los profetas como símbolos de Babilonia. Aquí abajo estarán los textos.

Jeremías 4:4-7 habla de que el «león» destruirá a Judá:

4 Circuncidaos para Jehová,
quitad el prepucio de vuestro corazón,
hombres de Judá y moradores de Jerusalén,
no sea que mi ira salga como fuego,
que se encienda y no haya quien la apague
a causa de la maldad de vuestras obras.
Judá es amenazada de invasión
5 »Anunciadlo en Judá, proclamadlo en Jerusalén, diciendo:
“Tocad trompeta en la tierra”;
gritad a voz en cuello y decid:
“¡Reuníos y entremos
en las ciudades fortificadas!”
6 Alzad bandera en Sión,
huid, no os detengáis,
porque del norte hago yo venir
mal y quebrantamiento grande.
7 El león sube de la espesura,
el destructor de naciones está en marcha;
ha salido de su lugar para poner tu tierra en desolación;
tus ciudades quedarán asoladas y sin morador.    Jeremías 4:4-7

Jeremías 20:4 revela quién es el león, ya que el texto explica que Judá caerá en manos del rey de Babilonia:

Y así ha dicho Jehová: “He aquí, yo haré que seas un terror para ti mismo y para todos los que bien te quieren. Caerán por la espada de sus enemigos, y tus ojos lo verán. A todo Judá entregaré en manos del rey de Babilonia, que los llevará cautivos a Babilonia y los matará a espada. Jeremías 20:4

Jeremías 49: 19 y 22, en el versículo 19, lo describe exactamente igual que en Jeremías 4:7, «león que sube de la espesura», y en el versículo 22, agrega el calificativo «como águila»:

19 »Yo, como un león que sube
de la espesura del Jordán al verde prado,
muy pronto los haré huir de ella,
y pondré en ella al que yo escoja,
porque ¿Quién es semejante a mí? ¿Quién me emplazará?
¿Quién será el pastor que pueda resistirme?
20 Por tanto, oíd el plan que Jehová ha acordado acerca de Edom,
y las decisiones que ha tomado acerca de los moradores de Temán.
Ciertamente, arrastrarán a los más pequeños de su rebaño,
y los destruirán junto con sus pastizales.
21 Por el estruendo de la caída de ellos, la tierra temblará,
y el eco de su voz se oirá hasta en el Mar Rojo.
22 Como un águila subirá y volará,
y desplegará sus alas contra Bosra.
Aquel día el corazón de los valientes de Edom
será como el corazón de una mujer en angustias.» Jeremías 49:19-22

Ezequiel 17:3 y 12, Ezequiel vuelve a apodar al rey de Babilonia como «una gran águila»:

Dirás: “Así ha dicho Jehová, el Señor:
»”Una gran águila,
de grandes alas y largos miembros,
llena de plumas de diversos colores,
vino al Líbano
y tomó el cogollo de un cedro. Ezequiel 17:3
 
«Di ahora a la casa rebelde: “¿No habéis entendido qué significan estas cosas?” Diles: “He aquí que el rey de Babilonia vino a Jerusalén, tomó a tu rey y a sus jefes y los llevó consigo a Babilonia. Ezequiel 17:12

Así como el oro es el más valioso de los metales, el León es el más poderoso de los animales terrestres y el Águila el ave más poderosa.

Después, el versículo 4 termina diciendo: «sus alas fueron arrancadas, y fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre» 

La primera era como un león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas le fueron arrancadas; fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies, a manera de hombre, y se le dio corazón de hombre. Daniel 7:4

Una clara referencia a la experiencia que pasó el orgulloso Nabucodonosor, contada en el capítulo 4, donde Dios lo humilló y lo convirtió en una bestia por 7 años, y después le volvió a dar corazón de hombre.

 

Medo-Persia

Después del reino de Babilonia, representada por la cabeza de oro, le seguiría otro reino inferior representado por el torso y los brazos de plata, mencionado en Daniel 2:32.

La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; Daniel 2:32

En la explicación de la visión del capítulo 2, en el versículo 39, dice que «Después de ti se levantará otro reino, inferior al tuyo». Efectivamente, aunque los Medo-persas conquistaron Babilonia, nunca llegaron a tener la gloria que tenía el imperio Babilónico.

Después de ti se levantará otro reino, inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. Daniel 2:39

En la visión de Daniel 7, el versículo paralelo es el 5, donde menciona que la segunda bestia es un Oso, que «se alzaba de un costado más que del otro», porque los persas eran superiores a los Medos.

»Vi luego una segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro. En su boca, entre los dientes, tenía tres costillas; y se le dijo: “Levántate y devora mucha carne.” Daniel 7:5

Al final del versículo dice que «entre los dientes, tenía tres costillas», se refiere a que para consolidar el imperio Medo-persa tuvieron que conquistar otros tres reinos: Lidia, Babilonia y Egipto.

En la visión del capítulo 8 de Daniel, también menciona Medo-Persia en los versículos 3 y 4:

3 Alcé los ojos y miré, y había un carnero que estaba delante del río, y tenía dos cuernos; y aunque los cuernos eran altos, uno era más alto que el otro, y el más alto creció después. 4 Vi que el carnero hería con los cuernos al poniente, al norte y al sur, y que ninguna bestia podía parar delante de él, ni había quien escapara de su poder. Hacía conforme a su voluntad, y se engrandecía.        Daniel 8:3-4

A continuación veremos como explicar y relacionar con la historia estos versículos analizando cada frase en particular.

  • «aunque los cuernos eran altos», aunque tanto los Medos como los persas eran reinos importantes.
  • «uno era más alto que el otro», porque los persas eran superiores a los Medos.
  • «y el más alto creció después», Ciro el grande, fundador del imperio persa y rey de los Medos, surge en la historia en el año 559 como gobernador de la pequeña provincia de Ansán, «después», tal como dice el texto bíblico, de que los Medos ya fueran un reino importante.
  • «Vi que el carnero hería con los cuernos al poniente, al norte y al sur», Medo-Persia hacia el poniente, es decir, hacia el Oeste, conquistó Babilonia, Siria y Asia Menor. Al norte, tan lejos como el Mar Caspio, conquistando Escitia y Armenia. Y hacia el sur, tomó Egipto y Etiopía. Tal como indica la profecía, el imperio Medo-persa no hizo conquistas significativas hacia el este.

En el capítulo 11 de Daniel, también encontramos un paralelismo muy claro con Medo-Persia en el versículo 2.

»Ahora yo te mostraré la verdad. Aún habrá tres reyes en Persia, y el cuarto se hará de grandes riquezas, más que todos ellos. Este, al hacerse fuerte con sus riquezas, levantará a todos contra el reino de Grecia. Daniel 11:2

Dice que «Aún habrá tres reyes en Persia» y, efectivamente, hubo 3 reyes en Persia y que «el cuarto se hará de grandes riquezas, más que todos ellos».

El cuarto rey, «Jerjes I», conocido como Asuero en la Biblia, el gobernante que hizo reina a Ester fue mucho más rico que los tres reyes que lo precedieron.

El versículo continúa diciendo: «al hacerse fuerte con sus riquezas, levantará a todos contra el reino de Grecia.» Jerjes I reunió uno de los ejércitos y flotas más grandes de la época para atacar a Grecia durante dos años.

¿Por qué no aparece Babilonia en el capítulo 8?

Tal como mencioné anteriormente, no vamos a entrar en cada detalle de este paralelismo, porque si no, el post se haría eterno, pero hay un punto que es necesario aclarar.

Tal vez te estés preguntando por qué los capítulos 8 y 11 no mencionan Babilonia y arrancan directamente desde Medo-Persia.

En el caso del capítulo 8, muchos argumentan que, aunque Medo-Persia aún no había conquistado a Babilonia para cuando Daniel tiene la visión del capítulo 8, ya Babilonia había desempeñado su papel dentro de la profecía, y ahora sería Medo-Persia el próximo en aparecer en escena.

Pero este no es realmente el motivo, y esta explicación fuerza los acontecimientos históricos. En realidad, entre la visión que tiene Daniel en el capítulo 7, donde sí aparece Babilonia, y la visión del capítulo 8, donde no aparece, solo pasaron 2 años, y no hubo ningún acontecimiento histórico trascendente que haya sacado a Babilonia fuera de la escena profética.

El motivo real está relacionado con otro tema. Daniel escribe prácticamente la mitad del libro en Arameo para los gentiles (no judíos) y la otra mitad en hebreo para los judíos.

La visión del capítulo 7 es el último capítulo que escribe en Arameo, y a partir del capítulo 8, cambia el idioma y, por lo tanto, la temática. 

El centro de la visión del capítulo 8 está dirigido específicamente a los judíos y se centra en el santuario y las profecías de 2300 días y la de las 70 semanas que se menciona en el capítulo 9, cuando el ángel Gabriel le explica a Daniel la visión del capítulo 8.

Por eso utiliza animales puros según los ritos de santuario en vez de animales salvajes, y por eso menciona la profecía de los 2300 días, al final de la cual se purificará el santuario.

La temática central de la visión de Daniel 8 no es la continuidad de los reinos, sino las profecías relacionadas con el santuario.

Con respecto al capítulo 11 de Daniel, es posiblemente uno de los capítulos proféticos más difíciles de la Biblia, y su temática trasciende el tema de este post.

Grecia

En el capítulo 2 sigue tercer reino que aparece en escena después de conquistar a Medo-Persia, el cual es Grecia. Daniel menciona que este imperio «dominará toda la tierra», porque Grecia se expande por todo el mundo conocido hasta la India.

Después de ti se levantará otro reino, inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. Daniel 2:39

En la visión del capítulo 7, versículo 6 aparece otra bestia semejante a «un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas».

»Después de esto miré, y vi otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas. Esta bestia tenía cuatro cabezas; y le fue dado dominio. Daniel 7:6

El leopardo se caracteriza por su rapidez, potenciado por las cuatro alas. Esto representa a Alejandro Magno y la rapidez de sus conquistas. Entre 334 a 330 a.C. llegó a conquistar incluso hasta la India.

Cuando dice que «tenía también esta bestia cuatro cabezas; y le fue dado dominio.» se refiere a que, Alejandro Magno al morir joven, su reino fue dividido entre sus cuatro generales.

En el capítulo 8, versículos del 5 al 8, aparece un Macho cabrío.

El macho cabrío representaba a Grecia.

  • «Sin tocar tierra» simboliza la rapidez.
  • «El cuerno notable entre sus ojos» representa a Alejandro Magno.
  •  El carnero de dos cuernos representa a Medo-Persia.
  • «Le quebró los dos cuernos, lo derribó y lo pisoteó» simboliza el triunfo de Alejandro sobre Medo-Persia.
  • «pero estando en su mayor fuerza, aquel gran cuerno fue quebrado», se refiere a que Alejandro Magno murió a los 32 años en la cima de su poder.
  • «y en su lugar salieron otros cuatro cuernos notables». Porque su reino se dividió bajo el gobierno de cuatro generales: (Antígono, Casandro, Lisímaco, Ptolomeo) y la división del extenso territorio que había conquistado Alejandro Magno es tal como se ve en el mapa que esta aquí abajo.

Hay que aclarar que, según el autor, he visto que aparecen diferentes listas de estos cuatro generales, que varía según el año en que se mire la división de los poderes.

Ya que a partir del 312 a.C. hay una sucesión de batallas y conquistas que van modificando el mapa y entrando en escena nuevos líderes.

Roma

Tanto Daniel 2 como Daniel 7 la descripción del cuarto reino es muy similar.

En Daniel 2:33 dice que está representado por las piernas de hierro,

sus piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido. Daniel 2:33

y en la explicación en el versículo 40 dice que será fuerte como hierro.

Y el cuarto reino será fuerte como el hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, así él lo desmenuzará y lo quebrantará todo. Daniel 2:40

De la misma forma, en el Capítulo 7 el cuarto animal es una Bestia espantosa y terrible, y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro.

»Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y vi la cuarta bestia, espantosa, terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos grandes dientes de hierro; devoraba y desmenuzaba, pisoteaba las sobras con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que había visto antes de ella; y tenía diez cuernos. Daniel 7:7

Después, cuando en el capítulo 2:40 dice «y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo.»

Coincidiendo con el resto del versículo de Daniel 7:7 que dice que «devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos.»

El adjetivo de bestia terrible y los enormes dientes metálicos hablan de crueldad y fuerza. Así como el animal desgarraba y devoraba su presa con esos colmillos monstruosos, así Roma devoraba las naciones y pueblos en sus conquistas. Muchas veces destruyendo ciudades enteras.

Cuando Roma no destruía a un pueblo, muchas veces los vendía como esclavos. En su crueldad y poder, Roma sobrepasó a los imperios anteriores.

Conclusión

Hasta aquí pudimos comprobar que:

  • los cuatro reinos de Daniel 7 también descripto en la estatua de Daniel 2, corresponden a cuatro de las siete cabezas de la bestia de Apocalipsis.
  • esos reinos son Babilonia, Medo-Persia, Grecia y Roma.
  • son consecutivos ya que un reino sucedía al otro después de haberlo conquistado

Ahora tenemos que averiguar los reinos faltantes y el orden. Es decir, dónde se ubican estos cuatro reinos. Porque si los ubicamos incorrectamente y distorsionamos la cadena profética, podemos errar en la interpretación del presente y nuestro futuro próximo.

Recuerda que este gráfico se irá haciendo cada vez más complejo, así que para entenderlo se hará imprescindible ver cada post explicativo.

Esta es la primera parte de este apasionante viaje en descubrir los poderes que van a ser los protagonistas en el tiempo del fin.

Hasta aquí la mayoría de los estudiosos que yo llamo «entendidos» (a la luz de Daniel cap. 12) están de acuerdo. Por supuesto, que quedan excluidos aquellos que no quieren que descubras lo que esta profecía va a revelar, especialmente lo relacionado al tema del cuerno pequeño que surge después de la cuarta bestia.

Pero a partir de ahora, el tema se pone más complejo e interesante. Complejo porque aún entre los entendidos, existen diferentes formas de ubicar las posiciones de estos imperios. Algunos colocan estos cuatro imperios al inicio de la serie de siete, y otros no.

Y más interesante porque nos vamos a meter de lleno en el tema del cuerno pequeño, que surge a partir de la cuarta bestia, y empezaremos a ver poderes actuales.

La profecía bíblica no se puede entender sin saber un poco de historia. Pero la historia de este mundo, desde luego, no se puede entender sin conocer la profecía que es lo que ocurre detrás del telón y donde todo toma sentido. No te pierdas el próximo post. Y recuerda que de la comprensión de estos temas puede depender la salvación eterna tuya y de tu familia.

Por CHRISTIAN JABLOÑSKI

Puedes obtener las Diapositivas para realizar una presentacion de calidad sobre este tema.

Diapositivas

¡Tu donación lo hace posible!

Con tu ayuda proclamamos esperanza a todo el mundo. Tu apoyo es indispensable para que podamos seguir compartiendo el mensaje de Jesús que cambia vidas para salvación.

Las 4 bestias de Daniel #1 – La bestia de 7 cabezas

Para entender el Apocalipsis, es indispensable entender a los personajes o poderes que van a tomar parte en el conflicto final.

El Apocalipsis habla de que:

  • La bestia hará guerra contra el pueblo de Dios.
  • El mundo entero se maravillará de la bestia.
  • El Dragón, es decir, Satanás, le dará autoridad.
  • La imagen de la Bestia hará matar a todos los que no la adoren.

En esta lista de varios posts, vamos a descubrir, identificar y desenmascarar a los poderes terrenales que han sido instrumentos de Satanás a lo largo de la historia y, lo que es más importante, en el futuro próximo, en el gran conflicto final que se avecina.

Así que es crucial que podamos identificarla, para no estar bajo su poder y su influencia, ¿no te parece?

Para ello, nos vamos a meter de lleno en un enigmático pasaje que está en Apocalipsis 17:9 al 10, que dice:

9 Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, 10 y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. Apocalipsis 17:9-10

Bienvenidos al tema de las 7 Bestias. Un tema muy interesante que tiene intrigado a muchos estudiosos de las profecías.

Si te intriga saber lo que va a pasar en el futuro próximo, si te gusta la búsqueda del tesoro y resolver enigmas, acompáñame a descubrir el misterio, porque además, en la comprensión de este tema, puede estar la clave para tu salvación eterna y la de tu familia.

Antes de avanzar, te voy a explicar por qué este post es tan importante. Yo no te voy a decir lo que todos quieren saber. Lo vamos a averiguar juntos paso a paso. Al principio te puede parecer que lo que estamos analizando es intrascendente porque estaremos hablando de reinos ya desaparecidos y profecías cumplidas en el pasado, pero será necesario que avancemos de esta manera para:

  • Que entiendas y te familiarices con la forma como se interpretan las profecías bíblicas.
  • Ir avanzando en la cadena profética donde podamos entender todas las características de las seis manifestaciones de la Bestia a lo largo de la historia.
  • De esta manera, sentar las bases sólidas para que podamos reconocer perfectamente y sin ninguna duda, la séptima que tendrá lugar en los tiempos finales que se avecinan.

La Bestia tiene 7 cabezas

En el Apocalipsis, hay 3 textos que nos indican que la Bestia tiene 7 cabezas. Los textos son estos que te dejo aquí:

Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. Apocalipsis 13:1

Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. Apocalipsis 17:3

El ángel me dijo: «¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer y de la bestia que la lleva, la cual tiene siete cabezas y diez cuernos. Apocalipsis 17:7

Como siempre, el primer principio en la interpretación profética es muy importante y lo debemos tener siempre presente. Es la herramienta que nos va a proteger para que no interpretemos adivinando, o con suposiciones personales, o forzando el texto para que diga lo que nosotros queremos.

La propia Biblia nos explica en el mismo libro de Apocalipsis el significado de esas cabezas:

9 »Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes sobre los cuales se sienta la mujer, 10 y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es y el otro aún no ha venido, y cuando venga deberá durar breve tiempo.  Apocalipsis 17:9-10

Muy bien. Hasta ahora tenemos que hay una bestia con 7 cabezas y esas cabezas representan montes o reyes.

Quiero detenerme en esta imagen para hacerte una aclaración importante.  Esta ilustración que estas viendo es el inicio de un grafico o poster que se ira haciendo mas completo, hasta llegar a ser muy complejo

Ahora, lo complejo no es sinónimo de difícil. Difícil es aquello que solo puede entender una persona muy inteligente, y el mensaje de Apocalipsis no es para gente inteligente. Es para el pueblo de Dios. Lo puede entender hasta un niño de 12 años.

Lo contrario de difícil es fácil y lo contrario de complejo es simple. Así que vamos a estar avanzando paso simple a paso simple, completando esta ilustración, porque la información que el apocalipsis nos brinda sobre todos los poderes, que utiliza Satanás en contra del pueblo de Dios, es extraordinariamente completa y seguro que te va a sorprender.

El dragón actúa a través de la Bestia de siete cabezas

Por otro lado, en el mismo capítulo donde nos explica que el Dragón es Satanás y tiene engañado al mundo entero, dice:

Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero. Fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él. Apocalipsis 12:9

Apocalipsis 12:3 nos dice que es el Dragón el que tiene las 7 cabezas en vez de la Bestia:

Otra señal también apareció en el cielo: un gran dragón escarlata que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas tenía siete diademas. Apocalipsis 12:3

Podría parecer contradictorio hasta que leemos un poco el contexto y en Apocalipsis 13 tenemos la explicación.

La bestia que vi era semejante a un leopardo, sus pies eran como de oso y su boca como boca de león. El dragón le dio su poder, su trono y gran autoridad. Apocalipsis 13:2

y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: «¿Quién como la bestia y quién podrá luchar contra ella?»Apocalipsis 13:4

Después vi otra bestia que subía de la tierra. Tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como un dragón. Apocalipsis 13:11

Así que El Dragón actúa a través de la Bestia.  La utiliza como un instrumento para alcanzar sus fines y objetivos. Le da poder y autoridad y habla a través de ella.

Es precisamente por ese motivo que si la Bestia tiene 7 cabezas, el Dragon al utilizar a la Bestia como un instrumento para sus objetivos, entonces también tiene a las 7 cabezas de la bestia a su disposición.

Existen varios lugares en la Biblia que usan el término «monte» como sinónimo de reinos. Aquí te muestro cuatro ejemplos donde vemos que Monte = Reino.

Si las cabezas son reinos o reyes, lo primero que nos preguntamos es a qué reinos o reyes se refiere. ¿Cuáles son esos 7 reinos o reyes tan enigmáticos a través de los cuales actúa el Dragón?

Argumentos para vincular los reinos de Apocalipsis con los reinos de Daniel

El libro de Daniel tiene 7 visiones. 4 de ellas tratan precisamente de los reinos que van a gobernar a lo largo de la historia desde la época de Daniel hacia el futuro. Existen muchas formas de vincular los cuatro reinos de Daniel con el Apocalipsis. A fin de simplificar el proceso, vamos a realizar la más fácil.

Las Bestias de Daniel capítulo 7

Daniel capítulo 7 es una visión profética donde se le muestra a Daniel lo que va a acontecer en el futuro.

Se le muestra cuatro bestias que representan cuatro reinos y de la cuarta bestia sale un cuerno pequeño.

Justamente en el capítulo 7, Daniel tiene una visión sobre 4 bestias que salen del mar:

  • Un león con alas de águila.
  • Un oso que se alza más de un costado que de otro.
  • Un leopardo con cuatro alas y cuatro cabezas.
  • Y una bestia terrible y espantosa.

Después de la cuarta bestia, surge un cuerno pequeño. Es un tema importantísimo al que las visiones de Daniel le dedican muchos versículos, pero eso lo vamos a ver en un post aparte cuando lleguemos a ese tema.

Existen varios motivos por los cuales podemos estar seguros, sin miedo a equivocarnos, de que las cuatro bestias de Daniel 7 representan a cuatro de las siete cabezas de la bestia que tiene 7 cabezas mencionada en el Apocalipsis.

1º Argumento:

Sabemos que en el Apocalipsis habla de una bestia en sentido simbólico, porque no existen las bestias con 7 cabezas.

Este punto por sí solo ya es suficiente autorización para ir allí a buscar el significado del símbolo.

La Biblia menciona la palabra Bestia mas de 400 veces. Pero increíblemente Daniel 7 es el único lugar en toda la Biblia que la menciona en sentido simbólico además de apocalipsis. Este punto por si solo, ya nos autoriza a ir allí a buscar el significado del símbolo.

2º Argumento:

En ambos lugares, el significado del símbolo es el mismo.

Un ser celestial le explica a Daniel que estas cuatro bestias simbolizan cuatro reyes o reinos de forma indistinta, al igual que en el Apocalipsis.

9 »Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes sobre los cuales se sienta la mujer, 10 y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es y el otro aún no ha venido, y cuando venga deberá durar breve tiempo.  Apocalipsis 17:9-10

Este texto afirma que la Cabeza = Reinos y Reyes. Y luego estos textos afirman que las Bestias = Reinos y Reyes.

»»Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra. Daniel 7:17

»Dijo así: »“La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, el cual será diferente de todos los otros reinos,
y a toda la tierra devorará, trillará y despedazará.      Daniel 7:23

Es decir, en el versículo 17 era un rey y en el 23 es un reino, usando de forma indistinta ambos términos.

Eso hace sentido porque en el Apocalipsis explicaba que las cabezas significaban reinos o reyes.

Ya de por sí, es extraño que un mismo símbolo signifique dos cosas. En este caso, rey o reino. Si en los dos capítulos significan eso, es que estamos hablando de lo mismo sin ninguna duda.

Quiero decirte que la Biblia lleva los significados de los símbolos a niveles superlativos. El motivo por el cual el símbolo significa ambas cosas (reinos y reyes) de forma indistinta, no es casualidad. Te lo puedo asegurar. La razón de esto es muy interesante y lo voy a explicar enseguida.

3º Argumento:

En Apocalipsis 13:2 dice que la Bestia que Juan había visto era semejante a un Leopardo, sus pies como de oso y su boca como boca de león, haciendo clara referencia a las tres primeras bestias de esta visión.

Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. Apocalipsis 13:2

Hasta aquí, pudimos establecer con seguridad que las 4 bestias de Daniel capítulo 7 son 4 de las siete cabezas de la bestia del Apocalipsis.

En el próximo post identificaremos los reinos que estas 4 bestias representan y así podemos avanzar juntos en este apasionante viaje para descifrar el enigma de Apocalipsis 17, identificar a las 7 cabezas de la bestia del Apocalipsis, y desenmascarar a los poderes que van a estar ejerciendo su influencia en los tiempos finales.

No te pierdas los siguientes posts que te ayudarán a entender las profecías presentes y las que muy pronto se están por cumplir.

Por CHRISTIAN JABLOÑSKI

Puedes obtener las Diapositivas para realizar una presentacion de calidad sobre este tema.

Diapositivas

¡Tu donación lo hace posible!

Con tu ayuda proclamamos esperanza a todo el mundo. Tu apoyo es indispensable para que podamos seguir compartiendo el mensaje de Jesús que cambia vidas para salvación.

error: Contenido Protegido