La estatua de Nabucodonosor #2 – Los sueños de Daniel

En el post anterior, dimos el primer paso para resolver el enigma. El texto bíblico nos llevó al Libro de Daniel. Mientras avanzamos, podrás comprobar la precisión de los detalles de la simbología profética, y a medida que vayas descubriendo la exactitud con la que se predicen los acontecimientos históricos, irás aumentando tu confianza en la profecía bíblica.

En este post, vamos a empezar a identificar los reinos que las cuatro bestias de Daniel 7 representan. 

Identificación de las cuatro bestias

El paso 1 fue un gran avance para descifrar el enigma. Porque ahora sabemos que las 4 bestias salvajes de Daniel 7 son 4 reinos o reyes que forman parte de los 7 reinos o reyes representados por las 7 cabezas de la bestia de Apocalipsis.

Pero aún no tenemos identificados cuáles son esos 4 reinos. Para eso, vamos a realizar un segundo paso. Un paralelismo muy sencillo entre la visión de Daniel 7 y Daniel 2 que demuestra de forma muy evidente que están hablando de los mismos reinos, porque en Daniel capítulo 2, los reinos sí están identificados.

En Daniel 2, Nabucodonosor tiene un sueño de una gran estatua con diferentes metales, y Dios le da a Daniel una visión donde le revela el sueño y su significado.

En el versículo 32 y 33, describe la estatua:

32 La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; 33 sus piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido. Daniel 2:32-33

En este post, nos vamos a concentrar en los 4 primeros metales o reinos. Los pies corresponden al cuerno pequeño que sale de la cuarta bestia de Daniel 7, y tal como mencioné anteriormente, este es un tema extenso que vamos a tratar más adelante.

Luego, en los versículos 38 al 40, está la explicación de la visión:

38 Dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tus manos, y te ha dado el dominio sobre todo. Tú eres aquella cabeza de oro. 39 Después de ti se levantará otro reino, inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. 40 Y el cuarto reino será fuerte como el hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, así él lo desmenuzará y lo quebrantará todo. Daniel 2:38-40

Es realmente asombroso cómo los detalles que brindan los versículos que vamos a analizar coinciden perfectamente con los sucesos históricos y características que identifican a estos reinos.

Si bien vamos a realizar el paralelismo principalmente entre Daniel 7 y Daniel 2, también vamos a considerar la visión de Daniel 8, aunque el tema principal de este capítulo no sea la continuidad de los reinos, sino el santuario.

Si no estás familiarizado con estos dos capítulos, te recomiendo que los leas para entender lo que estamos hablando.

Algunos versículos de Daniel 11 también arrojan mucha luz sobre esta secuencia de reinos.

Babilonia

En Daniel 2, versículo 32, Daniel le describe a Nabucodonosor, Rey de Babilonia, la visión y le dice que: «La cabeza de esta imagen era de oro fino;»

La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; Daniel 2:32

y en el versículo 38, cuando le da la explicación del sueño, le revela: «Tú, oh rey, eres aquella cabeza de oro.»

Dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tus manos, y te ha dado el dominio sobre todo. Tú eres aquella cabeza de oro. Daniel 2:38

En la visión de Daniel 7, en el versículo 4, dice que la primera bestia «era como león, y tenía alas de águila».

La primera era como un león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas le fueron arrancadas; fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies, a manera de hombre, y se le dio corazón de hombre. Daniel 7:4

Ambos animales fueron usados por los profetas como símbolos de Babilonia. Aquí abajo estarán los textos.

Jeremías 4:4-7 habla de que el «león» destruirá a Judá:

4 Circuncidaos para Jehová,
quitad el prepucio de vuestro corazón,
hombres de Judá y moradores de Jerusalén,
no sea que mi ira salga como fuego,
que se encienda y no haya quien la apague
a causa de la maldad de vuestras obras.
Judá es amenazada de invasión
5 »Anunciadlo en Judá, proclamadlo en Jerusalén, diciendo:
“Tocad trompeta en la tierra”;
gritad a voz en cuello y decid:
“¡Reuníos y entremos
en las ciudades fortificadas!”
6 Alzad bandera en Sión,
huid, no os detengáis,
porque del norte hago yo venir
mal y quebrantamiento grande.
7 El león sube de la espesura,
el destructor de naciones está en marcha;
ha salido de su lugar para poner tu tierra en desolación;
tus ciudades quedarán asoladas y sin morador.    Jeremías 4:4-7

Jeremías 20:4 revela quién es el león, ya que el texto explica que Judá caerá en manos del rey de Babilonia:

Y así ha dicho Jehová: “He aquí, yo haré que seas un terror para ti mismo y para todos los que bien te quieren. Caerán por la espada de sus enemigos, y tus ojos lo verán. A todo Judá entregaré en manos del rey de Babilonia, que los llevará cautivos a Babilonia y los matará a espada. Jeremías 20:4

Jeremías 49: 19 y 22, en el versículo 19, lo describe exactamente igual que en Jeremías 4:7, «león que sube de la espesura», y en el versículo 22, agrega el calificativo «como águila»:

19 »Yo, como un león que sube
de la espesura del Jordán al verde prado,
muy pronto los haré huir de ella,
y pondré en ella al que yo escoja,
porque ¿Quién es semejante a mí? ¿Quién me emplazará?
¿Quién será el pastor que pueda resistirme?
20 Por tanto, oíd el plan que Jehová ha acordado acerca de Edom,
y las decisiones que ha tomado acerca de los moradores de Temán.
Ciertamente, arrastrarán a los más pequeños de su rebaño,
y los destruirán junto con sus pastizales.
21 Por el estruendo de la caída de ellos, la tierra temblará,
y el eco de su voz se oirá hasta en el Mar Rojo.
22 Como un águila subirá y volará,
y desplegará sus alas contra Bosra.
Aquel día el corazón de los valientes de Edom
será como el corazón de una mujer en angustias.» Jeremías 49:19-22

Ezequiel 17:3 y 12, Ezequiel vuelve a apodar al rey de Babilonia como «una gran águila»:

Dirás: “Así ha dicho Jehová, el Señor:
»”Una gran águila,
de grandes alas y largos miembros,
llena de plumas de diversos colores,
vino al Líbano
y tomó el cogollo de un cedro. Ezequiel 17:3
 
«Di ahora a la casa rebelde: “¿No habéis entendido qué significan estas cosas?” Diles: “He aquí que el rey de Babilonia vino a Jerusalén, tomó a tu rey y a sus jefes y los llevó consigo a Babilonia. Ezequiel 17:12

Así como el oro es el más valioso de los metales, el León es el más poderoso de los animales terrestres y el Águila el ave más poderosa.

Después, el versículo 4 termina diciendo: «sus alas fueron arrancadas, y fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre» 

La primera era como un león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas le fueron arrancadas; fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies, a manera de hombre, y se le dio corazón de hombre. Daniel 7:4

Una clara referencia a la experiencia que pasó el orgulloso Nabucodonosor, contada en el capítulo 4, donde Dios lo humilló y lo convirtió en una bestia por 7 años, y después le volvió a dar corazón de hombre.

 

Medo-Persia

Después del reino de Babilonia, representada por la cabeza de oro, le seguiría otro reino inferior representado por el torso y los brazos de plata, mencionado en Daniel 2:32.

La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; Daniel 2:32

En la explicación de la visión del capítulo 2, en el versículo 39, dice que «Después de ti se levantará otro reino, inferior al tuyo». Efectivamente, aunque los Medo-persas conquistaron Babilonia, nunca llegaron a tener la gloria que tenía el imperio Babilónico.

Después de ti se levantará otro reino, inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. Daniel 2:39

En la visión de Daniel 7, el versículo paralelo es el 5, donde menciona que la segunda bestia es un Oso, que «se alzaba de un costado más que del otro», porque los persas eran superiores a los Medos.

»Vi luego una segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro. En su boca, entre los dientes, tenía tres costillas; y se le dijo: “Levántate y devora mucha carne.” Daniel 7:5

Al final del versículo dice que «entre los dientes, tenía tres costillas», se refiere a que para consolidar el imperio Medo-persa tuvieron que conquistar otros tres reinos: Lidia, Babilonia y Egipto.

En la visión del capítulo 8 de Daniel, también menciona Medo-Persia en los versículos 3 y 4:

3 Alcé los ojos y miré, y había un carnero que estaba delante del río, y tenía dos cuernos; y aunque los cuernos eran altos, uno era más alto que el otro, y el más alto creció después. 4 Vi que el carnero hería con los cuernos al poniente, al norte y al sur, y que ninguna bestia podía parar delante de él, ni había quien escapara de su poder. Hacía conforme a su voluntad, y se engrandecía.        Daniel 8:3-4

A continuación veremos como explicar y relacionar con la historia estos versículos analizando cada frase en particular.

  • «aunque los cuernos eran altos», aunque tanto los Medos como los persas eran reinos importantes.
  • «uno era más alto que el otro», porque los persas eran superiores a los Medos.
  • «y el más alto creció después», Ciro el grande, fundador del imperio persa y rey de los Medos, surge en la historia en el año 559 como gobernador de la pequeña provincia de Ansán, «después», tal como dice el texto bíblico, de que los Medos ya fueran un reino importante.
  • «Vi que el carnero hería con los cuernos al poniente, al norte y al sur», Medo-Persia hacia el poniente, es decir, hacia el Oeste, conquistó Babilonia, Siria y Asia Menor. Al norte, tan lejos como el Mar Caspio, conquistando Escitia y Armenia. Y hacia el sur, tomó Egipto y Etiopía. Tal como indica la profecía, el imperio Medo-persa no hizo conquistas significativas hacia el este.

En el capítulo 11 de Daniel, también encontramos un paralelismo muy claro con Medo-Persia en el versículo 2.

»Ahora yo te mostraré la verdad. Aún habrá tres reyes en Persia, y el cuarto se hará de grandes riquezas, más que todos ellos. Este, al hacerse fuerte con sus riquezas, levantará a todos contra el reino de Grecia. Daniel 11:2

Dice que «Aún habrá tres reyes en Persia» y, efectivamente, hubo 3 reyes en Persia y que «el cuarto se hará de grandes riquezas, más que todos ellos».

El cuarto rey, «Jerjes I», conocido como Asuero en la Biblia, el gobernante que hizo reina a Ester fue mucho más rico que los tres reyes que lo precedieron.

El versículo continúa diciendo: «al hacerse fuerte con sus riquezas, levantará a todos contra el reino de Grecia.» Jerjes I reunió uno de los ejércitos y flotas más grandes de la época para atacar a Grecia durante dos años.

¿Por qué no aparece Babilonia en el capítulo 8?

Tal como mencioné anteriormente, no vamos a entrar en cada detalle de este paralelismo, porque si no, el post se haría eterno, pero hay un punto que es necesario aclarar.

Tal vez te estés preguntando por qué los capítulos 8 y 11 no mencionan Babilonia y arrancan directamente desde Medo-Persia.

En el caso del capítulo 8, muchos argumentan que, aunque Medo-Persia aún no había conquistado a Babilonia para cuando Daniel tiene la visión del capítulo 8, ya Babilonia había desempeñado su papel dentro de la profecía, y ahora sería Medo-Persia el próximo en aparecer en escena.

Pero este no es realmente el motivo, y esta explicación fuerza los acontecimientos históricos. En realidad, entre la visión que tiene Daniel en el capítulo 7, donde sí aparece Babilonia, y la visión del capítulo 8, donde no aparece, solo pasaron 2 años, y no hubo ningún acontecimiento histórico trascendente que haya sacado a Babilonia fuera de la escena profética.

El motivo real está relacionado con otro tema. Daniel escribe prácticamente la mitad del libro en Arameo para los gentiles (no judíos) y la otra mitad en hebreo para los judíos.

La visión del capítulo 7 es el último capítulo que escribe en Arameo, y a partir del capítulo 8, cambia el idioma y, por lo tanto, la temática. 

El centro de la visión del capítulo 8 está dirigido específicamente a los judíos y se centra en el santuario y las profecías de 2300 días y la de las 70 semanas que se menciona en el capítulo 9, cuando el ángel Gabriel le explica a Daniel la visión del capítulo 8.

Por eso utiliza animales puros según los ritos de santuario en vez de animales salvajes, y por eso menciona la profecía de los 2300 días, al final de la cual se purificará el santuario.

La temática central de la visión de Daniel 8 no es la continuidad de los reinos, sino las profecías relacionadas con el santuario.

Con respecto al capítulo 11 de Daniel, es posiblemente uno de los capítulos proféticos más difíciles de la Biblia, y su temática trasciende el tema de este post.

Grecia

En el capítulo 2 sigue tercer reino que aparece en escena después de conquistar a Medo-Persia, el cual es Grecia. Daniel menciona que este imperio «dominará toda la tierra», porque Grecia se expande por todo el mundo conocido hasta la India.

Después de ti se levantará otro reino, inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. Daniel 2:39

En la visión del capítulo 7, versículo 6 aparece otra bestia semejante a «un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas».

»Después de esto miré, y vi otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas. Esta bestia tenía cuatro cabezas; y le fue dado dominio. Daniel 7:6

El leopardo se caracteriza por su rapidez, potenciado por las cuatro alas. Esto representa a Alejandro Magno y la rapidez de sus conquistas. Entre 334 a 330 a.C. llegó a conquistar incluso hasta la India.

Cuando dice que «tenía también esta bestia cuatro cabezas; y le fue dado dominio.» se refiere a que, Alejandro Magno al morir joven, su reino fue dividido entre sus cuatro generales.

En el capítulo 8, versículos del 5 al 8, aparece un Macho cabrío.

El macho cabrío representaba a Grecia.

  • «Sin tocar tierra» simboliza la rapidez.
  • «El cuerno notable entre sus ojos» representa a Alejandro Magno.
  •  El carnero de dos cuernos representa a Medo-Persia.
  • «Le quebró los dos cuernos, lo derribó y lo pisoteó» simboliza el triunfo de Alejandro sobre Medo-Persia.
  • «pero estando en su mayor fuerza, aquel gran cuerno fue quebrado», se refiere a que Alejandro Magno murió a los 32 años en la cima de su poder.
  • «y en su lugar salieron otros cuatro cuernos notables». Porque su reino se dividió bajo el gobierno de cuatro generales: (Antígono, Casandro, Lisímaco, Ptolomeo) y la división del extenso territorio que había conquistado Alejandro Magno es tal como se ve en el mapa que esta aquí abajo.

Hay que aclarar que, según el autor, he visto que aparecen diferentes listas de estos cuatro generales, que varía según el año en que se mire la división de los poderes.

Ya que a partir del 312 a.C. hay una sucesión de batallas y conquistas que van modificando el mapa y entrando en escena nuevos líderes.

Roma

Tanto Daniel 2 como Daniel 7 la descripción del cuarto reino es muy similar.

En Daniel 2:33 dice que está representado por las piernas de hierro,

sus piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido. Daniel 2:33

y en la explicación en el versículo 40 dice que será fuerte como hierro.

Y el cuarto reino será fuerte como el hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, así él lo desmenuzará y lo quebrantará todo. Daniel 2:40

De la misma forma, en el Capítulo 7 el cuarto animal es una Bestia espantosa y terrible, y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro.

»Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y vi la cuarta bestia, espantosa, terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos grandes dientes de hierro; devoraba y desmenuzaba, pisoteaba las sobras con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que había visto antes de ella; y tenía diez cuernos. Daniel 7:7

Después, cuando en el capítulo 2:40 dice «y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo.»

Coincidiendo con el resto del versículo de Daniel 7:7 que dice que «devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos.»

El adjetivo de bestia terrible y los enormes dientes metálicos hablan de crueldad y fuerza. Así como el animal desgarraba y devoraba su presa con esos colmillos monstruosos, así Roma devoraba las naciones y pueblos en sus conquistas. Muchas veces destruyendo ciudades enteras.

Cuando Roma no destruía a un pueblo, muchas veces los vendía como esclavos. En su crueldad y poder, Roma sobrepasó a los imperios anteriores.

Conclusión

Hasta aquí pudimos comprobar que:

  • los cuatro reinos de Daniel 7 también descripto en la estatua de Daniel 2, corresponden a cuatro de las siete cabezas de la bestia de Apocalipsis.
  • esos reinos son Babilonia, Medo-Persia, Grecia y Roma.
  • son consecutivos ya que un reino sucedía al otro después de haberlo conquistado

Ahora tenemos que averiguar los reinos faltantes y el orden. Es decir, dónde se ubican estos cuatro reinos. Porque si los ubicamos incorrectamente y distorsionamos la cadena profética, podemos errar en la interpretación del presente y nuestro futuro próximo.

Recuerda que este gráfico se irá haciendo cada vez más complejo, así que para entenderlo se hará imprescindible ver cada post explicativo.

Esta es la primera parte de este apasionante viaje en descubrir los poderes que van a ser los protagonistas en el tiempo del fin.

Hasta aquí la mayoría de los estudiosos que yo llamo «entendidos» (a la luz de Daniel cap. 12) están de acuerdo. Por supuesto, que quedan excluidos aquellos que no quieren que descubras lo que esta profecía va a revelar, especialmente lo relacionado al tema del cuerno pequeño que surge después de la cuarta bestia.

Pero a partir de ahora, el tema se pone más complejo e interesante. Complejo porque aún entre los entendidos, existen diferentes formas de ubicar las posiciones de estos imperios. Algunos colocan estos cuatro imperios al inicio de la serie de siete, y otros no.

Y más interesante porque nos vamos a meter de lleno en el tema del cuerno pequeño, que surge a partir de la cuarta bestia, y empezaremos a ver poderes actuales.

La profecía bíblica no se puede entender sin saber un poco de historia. Pero la historia de este mundo, desde luego, no se puede entender sin conocer la profecía que es lo que ocurre detrás del telón y donde todo toma sentido. No te pierdas el próximo post. Y recuerda que de la comprensión de estos temas puede depender la salvación eterna tuya y de tu familia.

Por CHRISTIAN JABLOÑSKI

Puedes obtener las Diapositivas para realizar una presentacion de calidad sobre este tema.

Diapositivas

¡Tu donación lo hace posible!

Con tu ayuda proclamamos esperanza a todo el mundo. Tu apoyo es indispensable para que podamos seguir compartiendo el mensaje de Jesús que cambia vidas para salvación.

error: Contenido Protegido